Buenas Prácticas

Comprometidos con la sociedad, en Grupo Santamaría nos basamos en la ética y la legalidad; donde buscamos brindar las mejores condiciones laborales para nuestros empleados y de vida para sus familias, igualmente para accionistas y proveedores. Además de cuidar nuestro entorno natural optimizando las condiciones y procesos de producción.
Image

Siendo conscientes del impacto generado por nuestras prácticas, asumimos una postura activa y responsable para generar un resultado positivo en los diferentes públicos y espacios que nos rodean. Por esta razón, procuramos la transparencia en todas nuestras operaciones y procesos donde además el personal destaca sus valores éticos en su desempeño, bajo toda la normatividad requerida.

Motivamos el desarrollo personal de nuestros empleados, proporcionando facilidades para su capacitación y apuntando al mejoramiento de su núcleo familiar. Buscamos ofrecer siempre condiciones justas, que se ven reflejadas en la celebración de las convenciones colectivas, que se realizan de mano del sindicato para todas las fincas. Igualmente, cuidamos aquellos trabajadores que por muchos años han sido parte de nuestra empresa, valorando su experiencia como parte fundamental de nuestro sistema de producción. Logramos tener bajos índices de rotación y brindar mayor estabilidad a nuestros trabajadores.

Respecto a nuestro entorno estamos comprometidos con programas de conservación ambiental, buscamos concienciar y sensibilizar a todo nuestro personal para que no sólo en las fincas y oficinas se adopten estas prácticas amigables con la misma, sino traspasar la misma hacia el ámbito personal.

De esta manera hemos recibido varios certificados, como el de el Programa de Plan de Devolución de Productos Pos-consumo de Plaguicidas ejecutado por la Corporación Campo Limpio en Colombia. Donde por medio de Augura Antioquia en el año 2016, se logró entregar un total de 73.240 kg de envases y empaques de plaguicidas, los cuales fueron dispuestos debidamente a través de reciclaje para su adecuada disposición, mitigando así los impactos ambientales que puedan producir, entre otros.

Image

En Urabá el reciclaje contribuye al desarrollo sostenible de la población, genera empleo e ingresos; especialmente a población vulnerable que dependen de esta actividad para subsistir. El nylon por ejemplo, es utilizado en labores de campo y es recolectado por madres cabezas de familia, además de ser aprovechado por otras empresas para el procesamiento de productos derivados del mismo.